Principios básicos del podcasting parte 1: equipos de grabación de voz

Podcasting-USB Mic

Intro from Jay Allison: Buena parte de las recomendaciones sobre herramientas que damos en Transom son para emisoras y podcasters, y los mundos técnicos se superponen. Pero con el interés renaciente por el podcasting, Jeff Towne se está embarcando en una nueva serie dirigida exclusivamente a podcasters. En esta primera columna súper detallada, Jeff cubre los aspectos básicos necesarios para grabar voces, brindando un repertorio completo de micrófonos analógicos y USB, soportes, filtros anti-pop, tratamiento acústico, interfaces, mezcladores y accesorios. En los próximos episodios, Jeff hablará sobre software, interfaces de teléfono, servidores/hosting, métricas y más. A continuación, te mostramos sus recomendaciones de equipamiento y paquetes de grabación. Una asesoría gratuita y de calidad sobre qué comprar: para eso es internet, ¿no?

Sonar bien

Uno de los aspectos más revolucionarios y profundos del podcasting es su naturaleza popular: cualquiera puede hacer uno. Necesitas algo de equipamiento, pero empezar es bastante asequible. Y una vez que creas tu podcast no hay directores de programación o distribuidores cerrándote el paso; puedes subir tu creación a internet y cualquier persona que tenga una computadora o un teléfono inteligente podrá escucharla sin importar en qué lugar del mundo esté.

En su forma más básica, un podcast es simplemente un archivo de audio enviado automáticamente a través de internet a quienes se hayan suscrito a él. Más exactamente, puede tratarse de audio o video, o incluso de un archivo de texto guardado en un feed RSS, pero la forma más popular del podcast es el audio, y en eso vamos a concentrarnos aquí. El término originalmente hacía referencia a una producción de audio que se asemejaba a una transmisión de radio que podía guardarse en tu iPod –de ahí que lo llamemos “podcast”–, pero desde entonces su significado se ha expandido más allá de ese formato o hardware específico.

Si puedes grabar un archivo de audio y subirlo a internet, puedes hacer un podcast. En teoría, puedes utilizar el micrófono incorporado en tu computadora, o un pequeño grabador portátil además de un programa básico de edición de audio para crear uno. Pero esta opción rara vez es la mejor: usar buenos micrófonos, interfaces de audio, mezcladores y otros equipos especializados te permitirá comunicar tu mensaje de manera más efectiva sin preocuparte por problemas de sonido. Será difícil atraer y conservar a los oyentes si tu voz se hace difícil de comprender, o suena estridente, distorsionada, demasiado fuerte o demasiado baja.

La buena noticia es que puedes conseguir buenos resultados sin gastar mucho dinero. En este artículo, comenzaremos con lo básico: grabar tu voz. Vamos a repasar algunas reglas que debes seguir para optimizar la calidad de tu audio y te recomendaremos algunos equipos que te ayudarán a sonar lo mejor posible.

El micrófono: ¿USB o analógico?

Rode Procaster and Podcaster
Rode Procaster and Podcaster

Dado que la mayoría de los podcasters grabarán directamente a una computadora, un micrófono USB parece la opción obvia, pero tenemos algunas reservas. Un micrófono USB elimina la necesidad de una interfaz de audio externa: simplemente conectas el cable USB del micrófono a tu computadora, eliges al micrófono como entrada de audio, un programa de edición (puede que necesites instalar controladores de audio, dependiendo de tu computadora, sistema operativo y del micrófono en sí) y comienzas a grabar.

Puedes elegir entre una amplia variedad de micrófonos USB: modelos simples y económicos destinados a videoconferencias, micrófonos con auriculares para videojuegos o VOIP, y micrófonos para transmisión diseñados específicamente para podcasts. Se trata de soluciones fáciles, PERO tienen algunas desventajas significativas.

  • Un micrófono USB solo puede enchufarse a tu computadora. No podrás conectarlo a un grabador independiente, a un mezclador o a un procesador de hardware externo (como un compresor o ecualizador).
  • Los micrófonos USB usan preamplificadores internos y conversores de señal analógica a digital, y su calidad puede ser menor a la que brinda una interfaz de audio. Esto es especialmente problemático en micrófonos de bajo costo, cuyos preamplificadores pobres y conversores A/D pueden tener un notable impacto negativo en la calidad general del audio.
  • Si tu podcast involucra varios micrófonos, es mucho más simple conectar micrófonos analógicos convencionales a un mezclador o interfaz de audio que conectar múltiples micrófonos USB. Es posible conectar dos o más micrófonos USB directamente a la computadora, pero complica la configuración y puede crear varios problemas técnicos y de monitoreo.
  • Controlar el sonido con auriculares mientras grabas siempre es una buena práctica, pero hacerlo desde la salida de audio de la computadora suele resultar en un ligero retraso, una latencia, que puede hacer difícil hablar de forma natural o evaluar correctamente la calidad del audio. Algunos micrófonos USB ofrecen hardware de monitoreo directo a través de auriculares que se conectan directamente al micrófono, y que ofrecen monitoreo de latencia cero, sin demora. Pero si hay varios micrófonos o fuentes de sonido adicionales que deban monitorearse, la supervisión desde el micrófono puede crear complicaciones.
  • Monitorear el micrófono directamente desde el micrófono elimina la latencia, pero no garantiza que la señal llegue correctamente a la computadora. Debes tener en cuenta que lo que estás escuchando desde los auriculares no es necesariamente lo que la computadora está grabando. Verifica que el micrófono esté seleccionado como la fuente de audio, porque en ese caso la señal de los auriculares no es un indicador confiable. Observa los medidores de entrada de sonido mientras tocas o arañas la rejilla del micrófono, o haz una breve prueba de grabación. (Aquí me equivoqué mientras hacía las grabaciones de muestra que hay debajo: CREÍ que había seleccionado el micrófono USB como entrada de audio para mi programa de edición, y todo sonaba genial en mis auriculares, pero cuando fui a editar los clips de sonido, descubrí que había estado grabando con el micrófono integrado de la computadora).

Dicho esto, en algunos casos un micrófono USB puede ser la mejor opción. La simplicidad de conectar un solo cable, especialmente cuando se usa una tableta o un teléfono inteligente, puede aventajar cualquier inconveniente. Nuestro consejo es que consigas el mejor micrófono que puedas pagar; es el factor más importante en la calidad de sonido final. Muchos micrófonos USB baratos están diseñados para videoconferencias, telefonía o juegos, donde lo importante es la inteligibilidad pero no un sonido humano equilibrado y cálido.

Aquí hay algunos que nos gustan:

Rode Podcaster

Diseñado como los micrófonos clásicos para radio como el EV RE-20, este The Rode Podcaster ofrece un sonido inmediato, cálido y bien enfocado, relativamente inmune al ruido ambiente. Cuenta con una salida de auriculares de latencia cero con control de niveles.

Rode también fabrica un micrófono similar llamado “Procaster”, que es un modelo no USB con una salida XLR convencional que debes conectar a una interfaz USB externa, lo que te permite tener más control sobre la ganancia de entrada, y más flexibilidad al usar el micrófono. Puedes conectar el Procaster a un grabador independiente, una mezcladora o un preamplificador o procesador externo.

El nivel de salida de ambos micrófonos es más bien bajo, pero el nivel del Procaster se puede aumentar con un preamplificador de micrófono de buena calidad en la interfaz de audio. El nivel de salida del Podcaster, que no es ajustable, requiere un impulso significativo al momento de mezclar.

Preferimos el sonido del Procaster sobre el del Podcaster, pero tienen un carácter similar. El sonido del Podcaster es un poco más agudo y brillante, lo que puede enfatizar demasiado las sibilancias de algunas voces. Dicho esto, da un sonido radial claro, limpio y clásico que favorece a muchas voces y rechaza el ruido ambiente.

Escucha la prueba con Rode Podcaster USB

Download
Listen to “Podcast Mic Test – Rode Podcaster USB”

Escucha la prueba con Rode Procaster

Download
Listen to “RodeProcaster”

Compra Rode Podcaster en B&H (Comprar desde este enlace ayuda a Transom.org.)

Compra Rode Procaster en B&H

BLUE Yeti/Yeti Pro

La versión pro de este micrófono no solo ofrece una mayor resolución de audio, sino también una salida analógica y USB, con lo que se puede conectar a un grabador o mezclador, o bien directamente a una computadora. Ambas versiones permiten monitorización con auriculares y control de ganancia directamente desde el micrófono.

La calidad de sonido de las salidas analógicas y USB es muy similar, pero al igual que en el caso del Rode Procaster y el Podcaster, el sonido resultante de la versión USB es un poco más agudo y estridente. Pero la diferencia es sutil; cualquiera de los dos métodos de conexión puede usarse con éxito.

Este micrófono trae incorporado un soporte para mesa que es bastante conveniente, salvo que no es ideal para grabar voces. Para sortear este problema se lo puede acercar a la boca poniéndolo sobre un libro grueso o en una caja pequeña. De todos modos, el soporte para mesa puede retirarse, y hay otras opciones de montaje disponibles en BLUE. Con algunos accesorios adicionales, puedes montar el micrófono en un montaje de aislamiento o en un brazo boom. Este micrófono es muy sensible a los “ruidos pop” (sonidos por exhalación explosiva de ciertas letras, especialmente la “p”), por lo que se recomienda usar un filtro anti-pop.

El Yeti también tiene múltiples patrones de captación de sonido. El más utilizado es el cardioide, pero el patrón en forma de ocho podría ser útil para grabar dos voces con un micrófono. Si puedes colocar el micrófono en una posición equidistante de cada persona mientras se encuentran uno frente al otro, es posible que obtengas una buena grabación de ambas fuentes.

Escucha la prueba con Bue Yeti analógico

Download
Listen to “BLUEYeti-Analog”

Escucha la prueba con Blue Yeti USB

Download
Listen to “Podcast Mic Test – Blue Yeti USB”

Escucha la prueba con Blue Yeti forma de ocho

Download
Listen to “BLUEYeti-Figure8”

Compra Blue Yeti Pro en B&H

Compra Blue Yeti (solo USB) en B&H

Audio Technica AT 2020USB+

Este micrófono de condensador tiene un tono uniforme y equilibrado, pero una potencia de salida notablemente baja para un micrófono de condensador. No hay control de ganancia, y tuvimos que aumentar significativamente la señal grabada de la voz hablada (12-14 dB). Aun así, es un micrófono sorprendentemente bueno para su precio. Ofrece monitoreo directo vía micrófono, junto con un control de balance que te permite mezclar el sonido en la computadora. Viene con un soporte de mesa pero, como en el caso del Yeti, puede resultar demasiado bajo para grabar voces. Su adaptador tiene un roscado estándar, por lo que es fácil colocarlo en otros soportes o suspensiones.

Compra AT 2020USB+ en B&H

Escucha la prueba con AT2020 USB plus

Download
Listen to “Podcast Mic Test – AT2020 USB plus”

Apogee MiC

Apogee MiC
Apogee MiC

Este pequeño micrófono está diseñado para conectarse directamente a un iPad o iPhone, pero también se puede conectar a la entrada USB de una computadora. Tiene control de ganancia incorporado, así como un indicador de nivel LED para ayudar a evitar distorsiones sonoras. A causa de su pequeño tamaño es difícil colocar el trípode provisto en una posición ideal, pero se lo puede conectar a soportes convencionales. Se trata de un micrófono de captación lateral (es decir, hablas al costado, no de frente) y suena notablemente bien para su tamaño. Debido a su forma compacta, es ideal para grabar en movimiento.

Debajo hay una muestra que Jay Allison hizo en una habitación normal sin ningún tratamiento acústico especial. Suena muy bien, especialmente si se tiene en cuenta que se trata de un micrófono diminuto que está conectado a un iPhone, y de una grabación realizada fuera de un entorno de estudio controlado. Cuando se agrega un poco de ecualización y compresión, y se coloca sobre un fondo musical, es difícil notar que la pista de voz no se grabó con un micrófono grande en una cabina de sonido.

Compra Apogee Mic en B&H

Escucha la prueba con Apogee Mic (voz sin retoque)

Download
Listen to “Apogee Mic-raw voice”

Escucha la prueba con Apogee Mic (con producción)

Download
Listen to “Apogee Mic – produced spot”

Por supuesto, hay una gran variedad de micrófonos USB; demasiados como para compararlos a todos, por lo que nos hemos limitado a algunos modelos que hemos utilizado o que han sido recomendados. Es posible que encuentres otros que se ajusten mejor a tus requisitos o presupuesto, pero asegúrate de buscar ciertas funciones, como la monitorización directa con auriculares e, idealmente, control de ganancia. Puedes encontrar más modelos y comparaciones de micrófonos USB aquí:>>

Micrófonos analógicos convencionales

Rode Procaster-Podcaster
Rode Procaster (front) and Podcaster (rear)

Discutir cuál es el micrófono ideal para grabar voces es un gran tema en sí mismo. Puedes consultar nuestro duelo de micrófonos aquí [en inglés]. No tenemos espacio en este artículo para publicar imágenes y muestras de sonido de todas las mejores opciones, pero hay varios micrófonos que se han vuelto estándar en el mundo de la radio porque hacen un buen trabajo grabando la voz hablada. Eso es algo que debes buscar cuando armas tu equipo de producción de podcasts: es probable que tu voz sea el principal centro de atención, por lo que tiene que ser clara e inteligible, pero también agradable al oído. No querrás que la gente deje de escuchar tu podcast porque suenas chillón, distorsionado o aburrido, así que elige el micrófono adecuado para tu voz y practica con él hasta que encuentras la distancia y la posición que suenan mejor.

Desafortunadamente, no hay una respuesta universal. Diferentes voces suenan mejor en diferentes micrófonos. Y hay distintas opiniones sobre lo que significa sonar mejor, así que te recomendamos probar varios micrófonos con tu voz (o la voz principal de tu podcast) antes de tomar una decisión permanente.

Algunas cuestiones a tener en cuenta: los micrófonos dinámicos pueden ser excelentes micrófonos para hablar, y muchos de los diseños clásicos tienen patrones ajustados que reducen los efectos de un sonido ambiente molesto. Sin embargo, los micrófonos dinámicos tienen un bajo rendimiento y necesitan mucha ganancia de buena calidad desde un preamplificador o interfaz. Pueden ser susceptibles a interferencias de radio o campos eléctricos, lo que generará zumbidos u otros ruidos en la señal.

Puedes optar por invertir en un Cloudlifter, un dispositivo que utiliza poder phantom de tu mezclador, interfaz, o grabador para agregar ganancia a los micrófonos dinámicos.

Los micrófonos de condensador generalmente tienen una mejor salida y, por lo tanto, no necesitan tanta ganancia de una interfaz o preamplificador, por lo que puedes obtener una buena calidad de sonido desde preamplificadores de micrófono e interfaces de audio básicos. Pero los micrófonos de condensador tienden a ser muy sensibles y pueden captar más sonido de fondo y de ambiente que sus contrapartes dinámicas. En los últimos años, los precios de los micrófonos de condensador de diafragma grande han bajado y es posible conseguir buenas ofertas.

EV-RE20
EV-RE20

Algunos que nos gustan:

Dinámicos

Electrovoice EV RE20. Este clásico micrófono radial ofrece un sonido cálido y confiable que le hace bien a la mayoría de las voces.

  • Tiene un patrón de captación muy ajustado, lo que reduce la intrusión del sonido ambiente durante la grabación.
  • Tiene un filtro anti-pop incorporado bastante decente (aunque podría de todos modos beneficiarse de otro filtro anti-pop) y conmutadores de ajuste de graves
  • Necesita un buen preamplificador de micrófono, ya sea independiente, o en tu mezclador o interfaz USB.
  • Es caro. Alrededor de US$450 si se lo compra nuevo, pero estate atento a los usados: son muy robustos y suelen venderse de segunda mano.

Hay algunos modelos similares que son más accesibles: el RE-320 o el RE-27, y esos pueden ser opciones viables, pero el RE-20 sigue siendo el clásico.

Shure SM7B.

Shure SM7
ShureSM7

Este micrófono también es un clásico de radio, con muchos de los mismos pros y contras que el RE20. Viene con un filtro de espuma que es bastante efectivo, y con un montaje de amortiguación incorporado. Tiene interruptores que pueden bajar los graves y aumentar el rango medio. Por lo general, uno nuevo se vende a unos US$350.

Rode Procaster.

Audix I-5
Audix I-5

Se trate de un micrófono más nuevo, inspirado en los micrófonos clásicos recién mencionados. Su sonido es bastante similar, y tiene los mismos atributos generales (patrón de captación cardioide ajustado, pero niveles de salida relativamente bajos) y es más asequible (alrededor de US$230). No hay interruptores automáticos para personalizar el rendimiento de los bajos, pero eso siempre se puede ajustar en la mezcla. Puedes escuchar una prueba de sonido arriba, con la muestra de Rode Podcaster.

No hay que pasar por alto los clásicos micrófonos dinámicos de diafragma, como el Shure SM58, el Shure SM57, o el Audix I5. Son micrófonos muy asequibles y versátiles, y son buenos para las voces.

Encontrarás una gran cantidad de opiniones confusas y contradictorias acerca del mejor micrófono si buscas en internet, pero este es un resumen bastante sólido sobre los mejores micrófonos dinámicos.

Micrófonos de condensador de diafragma grandes:

AKG 414
AKG 414

Audio Technica AT 2020:  un micrófono muy accesible de un fabricante confiable. Escucha las pruebas de sonido del AT 2020USB+ arriba.

Studio Projects B1: un micrófono muy asequible con un sonido sorprendentemente rico. Viene con un filtro anti-pop de espuma y montaje amortiguador.

AKG Project Studio P220: un micrófono exitoso de una respetada compañía. El Project Studio P220 parece ser el sucesor del Perception 220.

Rode NT1:”>Rode NT1: buen micrófono para voz fabricado por una empresa que generalmente ofrece una buena relación precio-calidad.

Neumann TLM 102: versión más pequeña y menos costosa del micrófono clásico de voz de una compañía de renombre. Sonido sorprendentemente rico para un micrófono pequeño a un precio (relativamente) asequible.

AKG 414: un clásico de estudio de grabación; muy chato y preciso. Tiene varios patrones de captación conmutables y reducciones de bajos.
Neumann TLM 103: versión (relativamente) accesible de patrón único de un clásico como el U87.

Neumann U87: cuando el presupuesto no es un problema, este es un micrófono de voz de primera línea, estándar de la industria. Sonido muy cálido, rico, y precio muy elevado.

Muchos de estos micrófonos fueron incluidos en el duelo de micrófonos de Transom. Allí encontrarás fotografías y muestras sonoras.

Ahora bien, elegir un micrófono es solo el comienzo: hay algunos elementos más que necesitarás.

La gran mentira del soporte de mesa

Muchos micrófonos, especialmente los diseñados específicamente para podcasting, vienen con un soporte corto que se coloca sobre una mesa o escritorio. Pero los soportes de mesa son problemáticos: rara vez logran situar al micrófono lo suficientemente cerca de la boca del orador, y es muy probable que capten golpes y ruidos de la superficie de la mesa. Un montaje de aislamiento (a veces llamado soporte de choque o amortiguador) puede ayudar, pero no eliminará por completo el ruido de las vibraciones. Las computadoras, los discos rígidos y otras máquinas parecen muy silenciosas, pero pueden hacer vibrar sutilmente tu escritorio o mesa sin que te des cuenta, hasta que colocas un micrófono sensible y descubres el ruido que hacen.

Si de todos modos decides conseguir un soporte para mesa, trata de que sea un eje telescópico, para permitir una mayor altura y capacidad de ajuste. Considera también colocar el soporte sobre algo blando (pero estable) como una alfombrilla de espuma o algún otro material que aísle al micrófono de la vibración.

Boom Stand
Boom Stand

Es mucho mejor usar un pie de micrófono con un boom. De esa forma, el soporte puede colocarse separado de la mesa y con mayor precisión cerca de la boca. A estos pies también se les puede poner una montura de aislamiento, y se debe tener cuidado de que nadie los patee o se tropiece con ellos.

Los brazos boom son útiles si es posible montarlos de forma segura, idealmente en algo que no sea la mesa o el escritorio que el locutor podría golpear o topetear. Como se indicó antes, los montajes de aislamiento pueden reducir los problemas de vibración.

Debido a que estos micrófonos tienden a sonar mejor cuando se colocan cerca de la boca del orador, existe el riesgo que se produzcan ruidos pop y otros propios de la respiración. Con una técnica de posicionamiento y un habla cuidadosa, el problema se puede reducir, pero es más seguro agregar un filtro anti-pop. Los discos de malla metálica o de nylon son más efectivos y transparentes al sonido que los filtros anti-pop de espuma.

Otros accesorios de grabación

Pop Filter
Pop Filter

Estos filtros anti-pop son pequeños, discretos y funcionan bastante bien, pero no son tan efectivos como las mallas más grandes o los discos de metal. Además, solo funcionan en micrófonos de dirección lateral, no en micrófonos de dirección frontal, como el RE20 o SM7.

Los filtros anti-pop de malla metálica son más duraderos y parecen ser más efectivos que las versiones de nylon.

Si vas a usar un filtro de malla de nylon, el diseño de doble capa es mucho más efectivo que el de una sola capa.

Como siempre aconsejamos al grabar en el terreno: usa buenos auriculares, monitorea lo que está entrando por tu micrófono. Esto es igualmente importante al grabar una voz en off. Debes estar lo suficientemente cerca, pero no demasiado cerca; asegúrate de que tus “p” no suenen explosivas, de no soplar sobre el micrófono (por ejemplo, exhala por la nariz), de no golpear el soporte y de tomar agua si la necesitas. Así que consigue un buen par de auriculares y úsalos mientras grabas. Debido a que estos micrófonos de voz son muy sensibles, necesitas auriculares que puedan aislarse bien. Si tienen demasiada “fuga”, puedes recibir feedback u otros efectos desagradables de la transmisión de audio desde los auriculares al micrófono. Somos grandes admiradores de los auriculares Sony MDR-7506 para grabaciones de campo, y funcionan igual de bien dentro de un estudio. Se aíslan bien y tienen mucha respuesta de graves para ayudarte a escuchar si hay ruidos pop o de vibración.

Tratamiento acústico

Un gran desafío para conseguir un buen sonido de podcast es la capacidad de mitigar el efecto del ruido ambiente y del ruido de fondo. Primero: encuentra un lugar tranquilo para grabar. Puedes hacer algunas cosas para reducir los sonidos explosivos y el eco de una sala estándar, pero solo una cabina de sonido profesional evitará el ruido del tráfico, de un perro que ladra, de un bebé que llora o un ruido industrial fuerte. Si tu espacio de grabación hace que tu voz suene distante y con eco, hay algunos tratamientos disponibles. Por favor entra al post Grabar voces en un Home Studio.

En lugar de construir un cubo portátil, como se describe en ese artículo, considera también los muchos filtros de reflexión que hay en el mercado y que tienen un propósito similar. Ten en cuenta que no sustituyen a una cabina de sonido, pero pueden ayudar a reducir el sonido ambiente de una habitación que no tiene tratamiento acústico. Recuerda que también es muy útil tener algo suave y absorbente detrás tuyo, no solo detrás del micrófono. Intenta colgar una manta o colcha en un tendedero, o colócala sobre un estante o biombo. O ponte frente a un armario abierto lleno de ropa. Y como se indicó anteriormente, un micrófono dinámico de diafragma grande será menos sensible al ruido ambiente que un micrófono de condensador de diafragma grande, pero requerirá más amplificación y, por lo tanto, es más susceptible a zumbidos y murmuraciones eléctricas o radiales.

Interfaces de audio

Cuando utilizas un micrófono analógico XLR tradicional para grabar un podcast, necesitarás una interfaz de audio USB (o Firewire, o Thunderbolt). Estas pueden variar desde pequeños dispositivos que se conectan directamente al micrófono, hasta cajas multicanal que pueden conectar varios micrófonos a la vez.

Una interfaz USB brinda una gran versatilidad, pudiendo por lo general conectarse a casi todas las computadoras. Estas interfaces ofrecen un monitoreo directo de latencia cero de la señal de entrada y una mejor calidad de audio que un micrófono USB. La mayoría cuenta con algún tipo de medición de audio para ayudar a establecer los niveles adecuados.

Las más pequeñas interfaces actúan como extensiones del micrófono: se conectan directamente a la toma XLR en su extremo, lo que las hace muy discretas y fáciles de transportar. La mayoría puede suministrar alimentación phantom a los micrófonos de condensador a través de una conexión USB. No requieren baterías u otra fuente de energía.

Senal XU-1648 es un pequeño dongle que se conecta directamente al micrófono y que tiene salida USB. Tiene salida de auriculares, controles de ganancia y nivel de auriculares, y puede dar alimentación phantom a micrófonos de condensador.

CEntrance
CEntrance Mic Port Pro

CEntrance MicPort Pro es similar al Senal, con un conjunto completo de diales para establecer niveles y equilibrar la señal directa del micrófono y el sonido de reproducción de la computadora. Brinda poder phantom.

Shure X2U es similar a los anteriores, incluyendo alimentación phantom para micrófonos de condensador.

Una interfaz USB tipo caja, ligeramente más grande, puede tener varias ventajas, como diales de control más grandes, una mejor medición y, a menudo, un amplificador de auriculares más potente.

El Focusrite iTrack Solo puede conectar un micrófono XLR a una computadora, o directamente a un iPad o iPhone.

Dos entradas de micrófono pueden ser muy útiles cuando entrevistas a un invitado y necesitas dos micrófonos en vivo en todo momento. Estas interfaces alimentarán cada micrófono a su propio canal en tu software de grabación, permitiéndote luego mezclar los niveles de forma independiente. La mayoría de estas interfaces también se alimentan por la conexión USB, eliminando la necesidad de una fuente de alimentación externa. Pero asegúrate de conectarlos directamente a una toma USB, no a un concentrador o hub. Algunas computadoras no ofrecen potencia completa a todos los conectores USB; si tu interfaz no funciona correctamente, prueba con otra toma USB. Aquí hay algunas buenas interfaces, fáciles de usar, con entradas para dos micrófonos XLR:

M-Audio MTRACK II

Mackie Onyx Blackjack

Focusrite Scarlett 2i2

Para grabaciones más complejas, puedes grabar en cuatro canales (o más) con algunas interfaces más grandes. Por lo general, estas requieren sus propios cables de alimentación; la alimentación USB por sí sola rara vez es suficiente para un mayor número de entradas de micrófono.

Akai EIE I/O

Focusrite Scarlett
Focusrite Scarlett 8i8 USB Interface

FocusRite Scarlett 8i8

Existen interfaces de montaje en rack que utilizan conexiones USB-2, USB-3, Firewire o Thunderbolt, y ofrecen muchos canales de entrada y salida, pero el podcast promedio rara vez necesita varias conexiones.

Mezcladores USB

Las interfaces mencionadas arriba alimentarán cada input a su propio canal discreto en un programa de grabación multipista. En algunas circunstancias, es posible que desees la flexibilidad de un mezclador. Puedes conectar las salidas estéreo de cualquier mezclador a una interfaz USB, pero hay mezcladoras que combinan ambas funciones en un dispositivo.

Presta atención: muchos mezcladores USB solo enviarán a la computadora la salida estéreo mixta, mientras que algunos también son capaces de enviar canales individuales. Ambas modalidades pueden ser útiles, solo asegúrate de saber de qué tipo tienes. Un mezclador puede ser una buena solución para dos o más micrófonos, y para agregar música, una llamada telefónica u otras entradas en tiempo real. Si planeas conectar un teléfono híbrido, asegúrate de que el mezclador tenga al menos un envío auxiliar prefader, para que puedas configurar un enrutamiento “mix-minus” para el teléfono híbrido.

Un mezclador que solo puede enviar la señal estéreo a la computadora puede ser utilizado para enviar dos micrófonos a canales discretos para mezclarlos más tarde; simplemente ajusta el control panorámico de uno de los canales de entrada completamente a la izquierda, y el otro completamente a la derecha. La desventaja principal es que monitorear a través de auriculares se hace raro, con un micrófono en una oreja y un micrófono en la otra oreja. Pero ese mezclador puede ser muy eficiente si sientes confianza para mezclar la sesión en vivo en lugar de volver a ella más tarde.

Mezcladores USB estéreo

Alesis Multimix
Alesis Multimix 8
Alexis Multimix: diminuto, con dos entradas de micrófono XLR y una entrada de línea estéreo.

Yamaha AG06: dos entradas de micrófono XLR y una línea estéreo. Funciona con Windows, Mac o iPad.

Alesis Multimix 8: cuatro entradas de micrófono XLR, dos entradas de línea estéreo, efectos incorporados.

Allen and Heath ZED 10: cuatro entradas de micrófono XLR, cuatro entradas de línea mono, dos entradas de línea estéreo.

Mackie ProFX 8: cuatro preamplificadores de micrófono, dos entradas de línea estéreo, efectos incorporados.

Mezcladores multicanal para enviar pistas individuales a un programa de grabación multipista:

El Mackie 820i (firewire) tiene tres entradas de micrófono XLR, más dos (o tres) entradas de línea estéreo. Un mezclador así te da la posibilidad de grabar cada entrada individual en un programa de grabación multipista para mezclar más tarde, o simplemente puedes grabar la salida estéreo. Hay versiones más grandes de este mezclador con más canales, así como versiones hechas por Presonus, Allen and Heath y otros.

Paquetes:

Si estas opciones te parecen demasiado abrumadoras, aquí te mostramos algunos paquetes o combos que tienen todos los elementos que necesitarás para comenzar.
Micrófono SM58/ Interfaz USB Shure de 1 canal (sin auriculares ni stand de micrófono)
Micrófono AT 2020 / Interfaz USB Scarlett de 1 canal y accesorios
Micrófono AT 2020 / Interfaz USB Scarlett de dos canales y accesorios
Micrófono USB AT 2020USB+ / auriculares USB / Soporte / Filtro anti-pop
AKG Perception 220 / Interfaz USB de un canal y accesorios
AKG Perception 220 / Interfaz USB Scarlett de dos canales y accesorios
Micrófono Rode NT1-A / Interfaz USB Focusrite de un solo canal y accesorios
Micrófono Rode NT1-A / Interfaz USB Senal de un canal y accesorios
Micrófono AT 4050 / Interfaz Apogee Duet y accesorios

Suficiente sobre el equipamiento . . .

Como con todos los proyectos creativos, el equipamiento técnico no es el elemento más importante; el contenido lo es. Pero una mala calidad de audio puede distraer la atención de un buen contenido. Es verdaderamente molesto para un oyente escuchar ruidos pop, o distorsiones o tener que hacer un esfuerzo para comprender lo que dices. El equipo adecuado puede ayudarte a evitar esos problemas. Si encuentras un buen micrófono de voz, un buen entorno de grabación y una interfaz que te permita grabar limpiamente y escuchar lo que estás haciendo, podrás crear una atractiva producción de audio. Hay opciones asequibles, pero también vale la pena gastar un poco de dinero en herramientas de calidad si eso va a ayudarte a difundir tu mensaje de manera más efectiva.

Sobre Jeff Towne

Productor desde hace más de 25 años del programa de radio Echoes, Jeff Towne ha grabado entrevistas y presentaciones musicales en lugares tan disímiles como clósets, catedrales, escenarios al aire libre y estudios profesionales, convirtiéndolos en programas de radio y podcasts. Jeff también es el editor de herramientas de Transom.org, sitio ganador de premios Peabody, dedicado a canalizar nuevas voces a los medios públicos. En Transom, reseña grabadores, micrófonos y software, ayudando a productores de audio tanto principiantes como experimentados a elegir sus herramientas de trabajo.

En colaboración con Transom, Radio Ambulante tradujo este artículo como parte de su esfuerzo por educar y cultivar narradores de radio de habla hispana. Puedes encontrar más artículos de Transom en español aquí. Agradecemos a la NEA por su apoyo con este trabajo.

Jeff Towne

About
Jeff Towne

During more than 25 years as a producer of the nationally-syndicated radio program Echoes. Jeff Towne has recorded interviews and musical performances in locations ranging from closets to cathedrals, outdoor stages to professional studios, turning them into radio shows and podcasts. Jeff is also the Tools Editor for Transom.org, a Peabody Award-winning website dedicated to channeling new voices to public media. At Transom, he reviews field recorders, microphones and software, helping both beginning and experienced audio producers choose their tools. In his spare time, Jeff will probably be taking pictures of his lunch in that little restaurant with the strange name that you've been wondering about. 

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*